Asturias impulsará un plan para captar nómadas digitales

Borja Sanchez consejero ciencia asturias
Borja Sánchez, Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad | Marta Martín
Conecta Industria | 07/12/2021 - 11:00h.

El Principado pondrá en marcha en 2022 un plan para captar nómadas digitales y convertir Asturias en un lugar de referencia para teletrabajar. La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad fijará el foco en la mejora de las telecomunicaciones para colectivos vulnerables, a través del bono digital, y para polígonos industriales, edificios públicos y viviendas particulares.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ha presentado esta mañana las grandes cifras del proyecto de presupuestos de su departamento para 2022, que ascienden a 211 millones, un 6,1% más que este año, de los que 3,1 proceden de los fondos europeos del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR).

Sánchez ha elegido el Museo del Jurásico de Asturias (Muja), en Colunga, para informar sobre las cuentas como un guiño a este equipamiento, que aspira a convertirse en centro de investigación regional. De hecho, el primer paso se contempla ya en el proyecto presupuestario del próximo ejercicio con una pequeña partida de 15.000 euros para impulsar un convenio con la Universidad de Oviedo.

Además, Colunga forma parte de la Red de Concejos con Ciencia, asentada sobre los Centros de Dinamización Tecnológica Local (CDTL), que el próximo año también verán reforzada la partida económica, con 1,7 millones, para desarrollar proyectos de innovación social que contribuyan a acabar con la brecha en la zona rural.

Una Asturias hiperconectada y atractiva para el teletrabajo

Una de las líneas que se refuerzan en el proyecto de presupuestos es el apartado de telecomunicaciones, que crece un 36%, con el objetivo de avanzar hacia una Asturias hiperconectada. Dentro de este capítulo, se pondrá en marcha un plan para captar nómadas digitales, es decir, personas que teletrabajan y buscan un lugar con calidad de vida para residir o pasar temporadas. El objetivo final es fijar población, especialmente en zonas rurales. Para la puesta en marcha de este programa se destinarán 260.000 euros.

Como novedad, se aplicará el bono digital destinado a mejorar la conexión a banda ancha fija, con una velocidad mínima de 30 Megabytes, para personas o familias identificadas como vulnerables. Habrá un bono por familia con una cuantía máxima de 240 euros al año. Esta ayuda, para la que se reservan 270.000 euros procedentes de fondos europeos, beneficiará a algo más de mil familias el próximo año.

También se dedicarán 1,7 millones a ampliar la red y dotar de mejores conexiones a polígonos industriales, centros de referencia de titularidad pública y edificios antiguos que no disponen de instalaciones adecuadas para hacer llegar la banda ancha a las viviendas.

Todas estas acciones son complementarias al despliegue de los Planes de Banda Ancha (PEBA) y al próximo Plan Único, que persigue llevar la conectividad al cien por cien de la población.

Incremento para la Universidad de Oviedo

Como es habitual, la Universidad de Oviedo tiene un peso específico dentro del presupuesto de la Consejería de Ciencia y se lleva la mayor parte de los 159 millones del capítulo correspondiente a la Dirección General de Universidad. Destaca sobre todo el incremento de la aportación ordinaria, que supera los 140 millones, un 2,7% más que este ejercicio, a los que hay que sumar las partidas de transferencia corriente y transferencia de capital.

Más apoyo al alumnado e investigadores predoctorales

El alumnado ocupa un lugar fundamental en las cuentas del próximo ejercicio. Así, algo más de 6 millones se orientarán a facilitar que nadie se quede fuera de la Universidad por falta de recursos económicos. La compensación de ingresos a la institución académica por la congelación de tasas se llevará la mayor parte de esa cuantía, algo más de 5,3 millones. El resto se destina a compensar la matrícula de estudiantes con discapacidad, becas para alumnado de urgente necesidad, ayudas para cursar másteres y apoyo para programas de movilidad internacional.

La financiación destinada a contratos de investigadores predoctorales es otra de las líneas destacadas, con 5,6 millones que cubren las cinco convocatorias del Programa Severo Ochoa en vigor, y el incremento retributivo del Estatuto de Personal Investigador en Formación (EPIF).

Ayudas a la innovación empresarial y el talento

En el capítulo de I+D+i se destinan casi 28 millones a la innovación empresarial y las ayudas para la atracción y retención de talento, fundamentalmente a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa) y de la Fundación para la Investigación Aplicada y la Tecnología (Ficyt). Más de 15 millones de esta partida cubrirán las convocatorias de la carrera científica lanzadas este año.

Entre los programas novedosos, destaca la Compra Pública Innovadora, con 600.000 euros, que tratará de abrir una nueva línea centrada en la industria aeroespacial en Asturias, con el desarrollo de tecnología que permita poner en marcha un nanosatélite de telecomunicaciones.

El objetivo de los programas de I+D+i se centrará en incrementar tanto el personal dedicado a la investigación y la innovación en Asturias como la creación de tejido productivo innovador, especialmente a través de pymes y empresas de base tecnológica.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad