CARLOS PAJARES - DIRECTOR GENERAL TK ESCALATOR NORTE

“Es el cliente el que mueve la empresa, esta cultura se vive y se respira”

Carlos Pajares Ortiz, Director General de TK Escalator Norte / Marta Martín Heres
Carlos Pajares Ortiz, Director General de TK Escalator Norte / Marta Martín Heres

"Esta situación nos traerá una fuerte concienciación y un cambio importante dentro de la movilidad urbana, donde TKE juega un papel imprescindible."

Miguel Santirso | Marta Martín Heres | 19/04/2021 - 09:30h.

La movilidad urbana está cambiando y en TK Escalator Norte son plenamente conscientes de los nuevos retos que esto plantea. Carlos Pajares Ortiz es, desde octubre de 2020, director general de Norte. En este medio año, le ha tocado gestionar en medio de una pandemia, una fábrica que exporta escaleras y pasillos a los países más exigentes. De esta crisis, explica Carlos, han surgido aprendizajes que "se quedarán con nosotros". Por un lado, "nos ha obligado a ser más flexibles", y por otro, la importancia de "llevar a sus máximas consecuencias las medidas de seguridad".

Se dice que de las crisis suelen surgir grandes oportunidades, ¿habéis detectado alguna?

Esta situación nos traerá una fuerte concienciación y un cambio importante dentro de la movilidad urbana, donde TKE juega un papel imprescindible. La movilidad urbana son coches, patinetes eléctricos, bicicletas... Pero, sin duda, también los ascensores, escaleras y pasillos juegan un papel fundamental. No solo lo que tenemos en mente de una forma convencional, sino también otros desarrollos futuros que pueden agilizar y brindarnos productos para lo que llamamos la última milla. Para nosotros, eso es un cambio en el paradigma que se venía hablando de él y que ahora vemos que se va a constatar. Estamos preparados para dar soluciones.

Por supuesto, hemos incrementado y acelerado la implantación de los Smart Services. Todos estos medios de movilidad urbana llevan unas tarjetas electrónicas que, sumadas a la tecnología y el desarrollo adecuados, te permiten leer mucha información que una vez procesada nos permite conocer el estado y la situación de los productos que tenemos en mantenimiento. Todo esto se ha acelerado por la pandemia... las crisis agudizan el ingenio.

Le proponemos tres palabras para definir TK Escalator Norte: calidad, innovación y cultura.

Son términos muy importantes para nosotros, aunque por encima de todo, lo que define a Norte es el customer centricity. Es el cliente el que mueve la empresa, esta cultura se vive y se respira. Puesto que el cliente es el centro de toda nuestra actividad, queremos ofrecerles, no solo un producto de máxima calidad, sino también un servicio de máxima calidad. Si surgiera algún contratiempo o defecto, porque no somos perfectos y así lo admitimos, lo que sí que hacemos es ofrecer de inmediato la solución para que el cliente quede satisfecho. Eso es uno de los grandes potenciales y nuestro factor diferenciador, por ejemplo, con las otras dos fábricas de escaleras de TKE a nivel mundial.

Un empleado de TK Escalator Norte trabaja en una nueva escalera / Marta Martín Heres
Un empleado de TK Escalator Norte trabaja en una nueva escalera / Marta Martín Heres

A parte de lo que nos ha contado, ¿cuál es el elemento diferenciador de Norte respecto a las otras dos factorías de escaleras?

Destacaría nuestro espíritu inconformista. Estamos orgullosos de lo que se hace aquí, pero tenemos que seguir evolucionando. Debemos hacer cosas nuevas y ser cada vez más eficientes para disminuir nuestros costes.

Hay muchos cambios que se pueden hacer dentro de unas escaleras que los clientes, en un porcentaje altísimo, no lo van a ver ni lo van a detectar. Ellos quieren que su producto funcione correctamente, que no se pare, que sea fiable, que proporcione el servicio deseado y que la vida útil del producto sea la que tú has estimado o estipulado y que, si tienen algún problema, estés allí para prestarles el servicio adecuado. Entonces, dentro de eso, el campo de innovación, desarrollo y cambio de producto es enorme. En eso nos estamos centrando y eso es algo en lo que siempre vamos por delante de las otras fábricas.

Hace ya unos meses comenzabais con el proyecto Lighthouse, ¿qué nos puede contar?

Este proyecto busca mejorar la competitividad y productividad de la compañía. El sistema de gestión de nuestra planta ya está completamente digitalizado, pero nuestra intención es seguir mejorando esa digitalización. Por ponerte unos ejemplos, evidentemente ya no viajan planos en papel desde la oficina técnica hasta la planta de producción, no se apuntan las faltas de materiales o los problemas de calidad en papeles. En la actualidad, trabajamos con tablets donde los encargados y operarios registran toda la información. Esto permite tener un sistema de gestión mucho más ágil y, desde luego, tomar acciones de forma conjunta.

Otro punto en el que estamos trabajando es el de la visibilidad. Hemos considerado importante invertir en pantallas para hacer visibles todas estas mejoras y permitir al trabajador saber cuál es el estado de cada proyecto. Muchas veces, en estas plantas que son cadenas de producción, el empleado trabajador es consiente de lo que él está haciendo, pero pierde la conciencia del número de escaleras que se han producido esa semana, si ha habido problemas de calidad... En definitiva, se trata de dar visibilidad a todo el proceso.

Pantalla de visualización que forma parte del Proyecto Lighthouse / Cedida: TK Escalator Norte
Pantalla de visualización que forma parte del Proyecto Lighthouse / Cedida: TK Escalator Norte

Siguiendo con la visibilidad, también hemos apostado por una serie de iconos y recursos gráficos que se ubican en diferentes puntos de la fábrica para que de forma simple se pueda ver dónde, cómo y en qué se está trabajando. Por otro lado, el proyecto Lighthouse está dirigido también a mejorar el orden. Nosotros estamos muy obsesionados con la seguridad y, una de las principales causas de los accidentes, es la falta de orden.

En definitiva, se hace inversión en aquellos útiles que podamos automatizar o en aquellas tareas que sean susceptibles de mejora. Antes esta fábrica estaba bien, no es que hayamos tenido que hacer un cambio radical.

¿Qué papel juega la colaboración para la compañía?

Para nosotros, la colaboración público-privada siempre ha sido importante y lo será aún más. Esta pandemia nos ha llevado a situaciones límite y las empresas necesitarán financiación y apoyo. Nos hemos dado cuenta de que es imprescindible colaborar más que nunca entre empresas. De hecho, la colaboración entre las cinco empresas de TKE que estamos en España es más que evidente.

Un gran ejemplo de colaboración público-privada lo tenemos en el centro de I+D de Gijón. Hay que tener en cuenta que ellos están centrados en desarrollos y, esos desarrollos, tienen como punto final un producto. Ese producto es el que luego se fabrica en TK Escalator Norte. Por tanto, nosotros estamos nutriéndonos de esa colaboración público-privada indirectamente.

También es muy bueno tener una cadena de suministro fuerte, fiable y próxima. No podemos competir únicamente con cadena de suministro de la región, pero hay que tenerla. Ahí está el equilibrio entre el porcentaje que tengo propio o cercano, y el que tengo de exportación para esta cadena de suministro. Esas colaboraciones y el desarrollo de proveedores pequeños y medianos de proximidad son imprescindibles para seguir siendo competitivo.

Carlos Pajares Ortiz, Director General de TK Escalator Norte / Marta Martín Heres
Carlos Pajares Ortiz, Director General de TK Escalator Norte / Marta Martín Heres

Uno de los retos del presente y del futuro es todo lo relacionado con la sostenibilidad y la economía circular, ¿cómo afrontáis estos desafíos desde Norte?

En todos los nuevos desarrollos, siempre estamos pensando en que al menos el 90-95% de los componentes de ese producto, sea escalera o pasillo, tienen que ser reciclables. Ahí ya tenemos un hito marcado. Por otro lado, además de los productos nuevos, hemos desarrollado un producto innovador que permite modernizar parcialmente escaleras existentes ya instaladas. Al final, esto nos permite cambiar una parte de la escalera sin necesidad de tirar todo lo que tienes instalado y montar algo nuevo.

En cuanto al ahorro energético, estamos estudiando sistemas interesantes. Creo que es posible optimizar aún más las funcionalidades y consumo energético de pasillos, ascensores y escaleras con algoritmos. Debemos trabajar en eso.

Muchas empresas han puesto la vista en los Fondos Europeos, ¿es vuestro caso?

Hemos presentado varias manifestaciones de interés de forma conjunta con las cinco empresas de TKE que estamos en España. No podemos hablar de los proyectos concretos, pero uno de ellos está orientado a favorecer el futuro de la movilidad urbana. Otro busca mejorar el ahorro energético y reducir las emisiones de CO2. Por último, también buscamos apoyarnos en la transformación digital y favorecer los Smart Services. Estamos trabajando duramente y también queremos ir en alianza con alguno de nuestros grandes clientes.

Hablemos de talento, ¿detectáis escasez de perfiles profesionales?

Estamos teniendo dificultad en el mundo de la transformación digital, es decir, en todo lo relacionado con el IoT, programación de algoritmos, analistas de datos... en Asturias hay escasez de este tipo de profesionales. Ahora mismo, por ejemplo, estamos haciendo entrevistas a gente de fuera de Asturias para que, incluso, trabajen con nosotros en la modalidad de teletrabajo. Por lo tanto, estamos teniendo muchos problemas en todos los perfiles IT. En cuanto al resto de perfiles, no hay tantos problemas ya que Asturias cuenta con una tradición industrial muy importante.

Volviendo al mundo TIC, o hacemos algo realmente transformador a nivel país, o vamos a tener serios problemas para cubrir estos puestos. Hay que tener en cuenta que toda la operativa, agilidad y productividad se está basando en desarrollos de IT.

Una de las escaleras que diseñan y fabrican en TK Escalator Norte / Marta Martín Heres
Una de las escaleras que diseñan y fabrican en TK Escalator Norte / Marta Martín Heres

Háblenos ahora de los retos de TK Escalator Norte para los próximos años

Primero, queremos seguir manteniendo la mano de obra y la carga de trabajo aquí. Demostrar a los nuevos socios que esta empresa es rentable y que esta fábrica tiene una orientación al cliente como no la tiene ninguna otra.

Además, queremos convertirnos en un centro de excelencia de la digitalización dentro de la movilidad urbana. No solo por el producto que fabricamos, sino porque hemos visto que podemos desarrollar esas nuevas tecnologías también para nuestras empresas hermanas. Al final, lo que un cliente quiere es que tú, como TKE, le ofrezcas un abanico de posibilidades. Además, queremos integrar digitalmente todos nuestros productos con nuestro sistema de monitorización para que se comunique con nuestro sistema MAX de mantenimiento predictivo. Para mí, este es uno de los mayores retos que sin duda nos garantizará el éxito y un paso hacia delante y en el que nosotros queremos ser el motor principal.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad